Laptop mostrando código web

Tener una página web o manejar un ecommerce requiere hacerles frente a varios retos, entre ellos el hecho de enamorar a los usuarios y convencerlos de que quedarse con la marca es la mejor de sus opciones. 

Otro de los grandes desafíos es lograr un buen posicionamiento en Google que permita que los internautas encuentren el sitio web e interactúen con él. Para trabajar estos importantes aspectos y potenciar cualquier página online, es fundamental mejorar el rendimiento web o WPO de dicho sitio. 

Por ello, en esta oportunidad queremos compartirte algunos consejos clave que te servirán para que mejores el desempeño de tu sitio web y consigas atraer a tu público objetivo, ofreciéndoles una experiencia satisfactoria en cada visita. 

¿Qué es la optimización del rendimiento web?

En inglés llamado Web Performance Optimization o simplemente WPO, es un aspecto estratégico, complejo y profundo que busca favorecer el posicionamiento de una marca y ayudar a alcanzar los objetivos de negocio planteados por la empresa. 

La optimización del rendimiento web incluye una serie de técnicas que permiten eliminar todo obstáculo que pretenda afectar la experiencia de navegación del usuario en el sitio web visitado. Al implementar las estrategias WPO podrás optimizar la velocidad de carga de tu página, fortalecer su seguridad, usabilidad y mejorar la efectividad del sitio. 

Beneficios que ofrece una buena estrategia de WPO

La optimización del rendimiento web puede convertirse en una fuente de crecimiento y posicionamiento SEO para generar nuevas oportunidades de negocio, ya que se encarga de mejorar en gran medida la experiencia del usuario mientras navega en la página web, volviéndola un espacio más atractivo. Entre los beneficios que pueden otorgar estas estrategias se encuentran los siguientes: 

1. Aumenta las probabilidades de conversión 

Las técnicas de WPO ayudan en los procesos comerciales y estrategias de marketing, ofreciendo experiencias de navegación gratas, las cuales elevan el nivel de engagement de quien visita el sitio web. 

En este sentido, la optimización de tu ecommerce o página incita de manera inconsciente a los usuarios, motivándolos a explorar más y más en tu sitio web en busca de contenido de valor y nuevas funcionalidades. 

Una buena interacción con la página puede hacer que el prospecto llene formularios y se interese por la marca, mejorando así la tasa de conversión de la empresa. 

2. Impulsa el posicionamiento web

Uno de los principales objetivos del WPO es potenciar la velocidad de carga de un sitio web. Lo cual contribuye a mejorar su posicionamiento web, debido a que los usuarios de hoy prefieren pasar su tiempo navegando en sitios que carguen rápido y no en páginas que demoren en abrir o mostrar la información por completo.  

Además de la experiencia de navegación del internauta, otro de los factores que hace que el posicionamiento de tu página mejore son los algoritmos de Google, quienes son capaces de detectar cuando un sitio web es rápido, dándole mayor prioridad en sus páginas de resultados frente a otros espacios online, cuya velocidad de carga es más lenta. 

Esto se debe a que las posibilidades de que la persona permanezca en la página por más tiempo son mayores, siendo conveniente tanto para Google como para el sitio web visitado.  

3. Promueve la retención de usuarios en la web

Al tener un sitio web optimizado con contenidos de calidad, los visitantes no solo se sentirán motivados a permanecer en la página leyendo o interactuando directamente con la marca, sino que, si su experiencia de navegación es buena, tenderán a regresar cada vez con más frecuencia, posicionando a la página como un sitio de confianza al cual acudir. Esto te permite crear tu propia comunidad y construir una relación estrecha y duradera con tu público objetivo.

4. Mejora el ROI 

Para crear una página web y mantenerla activa es necesario realizar una inversión, tanto monetaria como de esfuerzo y tiempo, ya que para lograr que el sitio web sea visible y esté al alcance de los usuarios se necesitan ciertas herramientas y estrategias a utilizar. 

Gracias a las prácticas de WPO esta inversión se vuelve un aspecto rentable y seguro por todos los beneficios comerciales que otorga, logrando que más usuarios se sumen a la cartera de clientes de la marca y, por ende, las ventas aumenten, lo que se traduce en rentabilidad para la empresa. 

Recomendaciones para mejorar el desempeño de tu sitio web

Para obtener buenos resultados de las estrategias WPO es fundamental aplicar las técnicas de manera adecuada. Así que, para que implementes el Web Performance Optimization con éxito, a continuación, te compartiremos algunos consejos clave que debes considerar llevar a cabo en tu página o ecommerce. 

Escoge una solución de hosting sólida

Debes ser consciente de que la optimización de un sitio web inicia desde el momento en el que decides desarrollar una página, ya que debes partir con una base sólida de planificación, tratando siempre de implementar las mejores prácticas posible, de acuerdo a tus estudios realizados. 

En el caso del hosting, debes asegurarte de contar con una alternativa de calidad que ofrezca flexibilidad, personalización y capacidad de gestión. En el mercado existen muchísimas opciones a las que puedes acudir, todo va a depender del perfil y características de tu empresa.

Para ayudarte a escoger la opción más adecuada, te sugerimos que te centres en las valoraciones y experiencias de otros usuarios, esto te permitirá tener un panorama más claro de la calidad de servicio que ofrece la compañía en cuestión. Recuerda que el hosting debe poseer una capacidad robusta de estructura y canales de soporte eficaces que eviten que tu sitio web se caiga constantemente.

Comprime las imágenes y archivos pesados

Para que la velocidad de carga de tu página sea rápida, debes procurar trabajar con archivos que no sean tan pesados. Esto lo logras comprimiendo las imágenes a través de herramientas o plugins que optimicen su subida de forma automática, sea en formato jpg, PNG o incluso GIF. Esto permitirá que tu sitio web luzca más atractivo y ligero, ofreciendo una grata experiencia visual al espectador.   

Reduce el impacto de JavaScript y CSS

Aunque los recursos de JavaScript y CSS no afectan de manera directa el tiempo de carga en las áreas visibles de la página, sí que interfieren en la experiencia del usuario, dificultando su navegación en la web. 

Los CSS tienden a bloquear la visibilidad en la mitad de las páginas principales, generando una no muy grata primera impresión en los espectadores que acuden a tu sitio web por primera vez. En vista de ello, lo ideal es compactar los archivos y eliminar aquellos caracteres que sean innecesarios sin perder la funcionalidad.

Optimiza la base de datos de tu web

Al igual que la optimización de imágenes ayuda a mejorar el rendimiento de tu sitio web, también lo hace la optimización de la base de datos de la misma. Por ello, debes apoyarte en herramientas que te permitan comprimir el tamaño de la base de datos sin quitarle valor funcional, según las características de tu CMS.

Como consejo adicional es muy importante que les ofrezcas la mayor cantidad de facilidades posibles a tus usuarios para que se interesen en adquirir tus productos y/o servicios; por ello además de compartir contenido de valor y asegurarte que tu sitio esté optimizado, puedes considerar agregar a tu ecommerce herramientas prácticas con un enlace de pago con el que tus clientes puedan realizar sus transacciones de forma rápida y segura. Lo cual contribuya a mejorar su experiencia de compra. 

Give a Comment